viernes, 1 de julio de 2016

A mis peques: La maleta de los sueños

El paso a la Educación Primaria es una Etapa muy importante en la vida de un niño, porque da comienzo una aventura llena de expectación, de cambios y de experiencias, que seguro se vivirán intensamente, tanto por los peques como por sus familias. La actitud positiva ante los cambios es fundamental para que todo tenga un buen comienzo, así que a todas las familias que vayan a vivir estos momentos, mucha ilusión y vitalidad para esta preciosa etapa que os espera.

En el mes de junio han aparecido algunos listados de materiales, recogida de cheques-libro, ya que se acercan los momentos de "preparar" todo lo necesario para que en septiembre no falte nada. Pues bien, si tuviera que responder a la pregunta de qué  debe llevar un niño a la escuela cada día y no olvidarse nunca, destacaría tres cualidades que a veces pienso que están en peligro de desaparecer, sobre todo a medida que pasan a cursos mayores. No se sabe muy bien por qué es, ni qué o quién causa tal destrozo, pero sí podemos intentar cada uno desde su parte procurar hacer todo lo posible para que no ocurra.

Los ingredientes básicos que se deben llevar cada día en "la mochila de los sueños", son:

SONRISA:

Un niñ@ debe ir contento al cole, feliz y lleno de alegría, porque sin la sonrisa no se tiene la energía que se necesita para ponerse en acción. Al margen de los primeros días de cole, que lógicamente requieren un proceso de adaptación, la palabra escuela debe provocar una sonrisa. Fomentemos familia y escuela cada día, cada mañana, esta actitud.

ILUSIÓN: 

Un niñ@ tiene ilusión por todo lo nuevo, y a cualquier aprendizaje le precede la ilusión de descubrir y conocer algo que le ha llamado la atención. Hagamos que el mundo del conocimiento sea algo misterioso y atractivo para que los peques tengam ilusión en formar parte de él. 

CURIOSIDAD:

Tener curiosodad es lo que lleva a toda persona a querer buscar respuestas a sus preguntas, soluciones a sus problemas y metas a sus sueños. Un niñ@ es curioso por naturaleza y no es algo exclusivo de las edades de Educación Infantil. Esa inquietud sigue en edades mayores pero debe cuidarse como lo más delicado de la infancia  y fomentarla cada día,  porque sin curiosidad no hay interes, y sin interés no hay un aprendizaje significativo. 

Dicho así,  me he querido despedir de mis peques de 5 añitos, con un poema que les he escrito porque pienso que las palabras en forma de rima llegan  mejor a los corazones y a la memoria. Espero que siempre procuren llevar en "su maleta" estos ingredientes que tan valiosos son.







FELIZ VERANO A TOD@S