martes, 12 de abril de 2016

Rincón de los científic@s: Erupción de un volcán

Cuando se escucha la expresión "experimento científico", se suele atribuir a algo complejo e incluso peligroso de hacer, que requiere una cierta edad para ponerlo en práctica,  así como conocimientos de ciencia, enfocándolo por tanto a edades mayores. Curiosamente, los más pequeños son los más científicos del mundo, ya que las personas desde que nacemos estamos experimentando y probando las cosas que nos rodean, hasta llegar a conclusiones que den respuestas satisfactorias.

Esta necesidad de explorar, de experimentar y de descubrir que tienen nuestros niños y niñas de Educación Infantil es una oportunidad que hay que aprovechar para ofrecerles situaciones de aprendizaje, que hagan que se impliquen en actividades de manipulación y resolución de problemas. 



La naturaleza está llena de misterios, tanto para mayores como niñ@s, e incluso la ciencia se puede usar para generar cierta magia a la hora de realizar juegos. La química y la física, que tan aburridas parecen resultar a edades mayores, son áreas de conocimiento que permiten dar respuesta, a través de experimentos, de muchas incógnitas que nos rodean. Seamos conscientes de que los niñ@s son curiosos por naturaleza y que ofreciendo retos científicos se despierta en ellos esa necesidad de saber. 

Los experimentos pueden ser muy diversos, ya que la naturaleza tiene muchas ramas de conocimiento, y aunque parezca que "son cosas de mayores", no es así, pues el nivel de experimentación se puede comenzar desde lo más básico, como es la mera observación. Lo importante es que esté presente desde edades pequeñas esa implicación en la búsqueda de conocimientos y de respuestas al por qué de las cosas.

 Rincón de los científic@s

De los diversos rincones que puede haber en las aulas de infantil, uno que les encanta es el de la Ciencia y Naturaleza, donde se convierten en científic@s. En él se pueden realizar muchos experimentos, y cada uno de ellos pertenece a ramas diferentes de la ciencia:

1. Temáticas:
  • Zoología: cuidado y observación de algún animal, viendo su evolución (gusanos de seda)
  • Botánica: tener alguna planta, plantar semillas y ver su crecimiento, tener un huerto y cuidarlo
  • Paleontología: jugar a descubrir huellas, creación de fósiles con yeso, arena, etc.
  • Metereología: observar el tiempo, fabricar nuestro pluviómetro para el patio, etc.
  • Física y química: mezcla de elementos que hagan reacción (erupción de volcán)
  • Geografía: lugares del planeta, zonas y hábitat de diferentes climas, mapas del mundo, etc.
  • Geología: observar minerales, ver sus diferencias, elementos naturales (agua, tierra, aire, etc.)
  • Astronomía: observar estrellas, la luna, el sol, etc.
  • Etc.
Lógicamente, en función de la edad con la que nos encontremos, tendremos que buscar los experimentos que sean adecuados, cuyos materiales puedan manipularse sin peligro y que se practiquen con cierta autonomía. Y por supuesto, todo esto teniendo como base el juego, pues de lo que se trata es de que vivencien cada momento de sus descubrimientos.
Ejemplo: una naranja, se reconoce su textura de la piel, su olor, su sabor  y acidez cuando se palpa, se huele y se prueba.

2. Ubicación del rincón: recomiendo cerca de una ventana, ya que está relacionado con el exterior, para que observen el tiempo y para que si hay plantas, puedan estar cerca de la luz y el aire. Por falta de espacio, se le suele dejar a esta zona sólo un pequeño rinconcito o mesita, intentando delimitarlo para que se diferencie bien. Más de dos niñ@s no deben estar a la vez, ya que si no, no pueden disfrutar de las actividades que se presentan. Así, l@s peques van rotando cuando van pasando por esta zona durante la semana y tod@s pueden hacer el experimento u observarlo con tranquilidad. En este curso, al estar en 5 años, le he dado mayor protagonismo y le he buscado más espacio, ya que les gusta mucho este tipo de actividades de observación, descubrimiento y análisis de los procesos de elementos de la naturaleza.



3. Objetos y decoración: la decoración suele ser de imágenes de la naturaleza, que podrá ir cambiando según interese. Normalmente si tenemos una planta, suele estar en esta zona. En cuanto a los objetos, yo suelo tener permanente una lupa y ahora en 5 años he puesto una "carpeta de científic@" para que anoten las conclusiones de sus experimentos (surgió un día de forma espontánea y me gustó tanto que están encantad@s de anotar sus concluciones, que pueden ser escribiendo, a través de escritura espontánea, con dibujos o como crean conveniente).

Se pueden introducir muchos objetos, pero eso dependerá del experimento que se quiera realizar. Estoy pensando en llevar un día unos prismáticos, porque creo que podría ser interesante observar con el grupo la reacción al verse de cerca y lejos, según la posición de la lente. Ya os contaré.



EXPERIMENTO: Un volcán en erupción

La semana pasada en mi clase, tuvimos en el Rincón de la ciencia una maqueta de un volcán, que nos trajo hace días un niño de su casa. Produjo gran expectación y gracias a ello surgió con gran entusiasmo la necesidad de hacer el experimento de cómo provocar la lava del volcán. 

Dicho así, la semana anterior al experimento, lancé una pregunta para que investigaran en casa sobre qué ingredientes harían falta para provocar la imitación de la lava de un volcán (no fue algo programado, ya que no mandé ninguna nota a las familias).


          


1. Escribimos o dibujamos en un papel los ingredientes que nosotros creíamos que se necesitaban
para hacer la lava, con el fin de luego contrastarlos cuando supiéramos cuáles eran los correctos. Algun@s niñ@s preguntaron en casa y sus respuestan fueron más acertadas. En otros casos, utilizaron su lógica y me llamó mucho la atención que salió en muchas ocasiones el ingrediente "tierra", lo cual es bastante lógico.


2. Presentamos los ingredientes necesarios y los escribieron por orden, haciendo hincapié en dejar en último lugar el vinagre, que sería el que provocaría la reacción: bicarbonato, colorante, agua y vinagre.


Como dato que me gustaría destacar decir que una vez que presenté los ingredientes en la adamblea, los escribí en la pizarra en letras mayúsculas, según iban apareciendo y los dejé ahí para que luego los copiaran en su folio llegado el momento. Pues bien, me sorprendió la reacción de much@s de mis peques por el hecho de que no miraban la pizarra para anotar los ingredientes, sino que recurrían a su cabetita para buscar las palabras. Me di cuenta cuando iba viendo sus anotaciones porque, por un lado,  cambiaban las letras b de bicarbonato por las letras v ( por lo tanto no miraban el modelo) y por otro lado, hubo algunos que intentaron escribir en el 2º ingrediente "pimentón", que fue lo que presenté, en vez de escribir "colorante", que fue lo que puse en la pizarra. Además, muchos escribieron en minúscula, cuando yo lo presenté esta vez en mayúscula.  Es agradable ver cómo hacen por usar su "escritura espontánea", independientemente de que su grafía o lo que ponga se acerque más o menos a la norma de la escritura. El hecho de querer escribir y buscar estrategias personales para ello es muy positivo.


3. Realizamos frases con las palabras volcán, lava, montaña, erupción, cenizas, etc, aprendiendo vocabulario, y aspectos relacionados con la temática de los volcanes: ¿qué son?, ¿por qué sale lava?, ¿de dónde viene la lava?, ¿dónde hay volcanes?, etc.



   Cada niñ@ escribe su frase partiendo de unas palabras claves (volcán, lava, etc) y dependiendo del nivel de aprendizaje hay quienes necesitan un modelo para tenerlo de referencia, y otros reproducen la frase que han pensado, según como crean que se escribe.



Al comienzo de la semana, hice en grupo en la asamblea el experimento para que lo vieran y pudieran realizarlo luego de manera autonóma en el rincón de los científic@s. La verdad que resultó muy divertido y durante toda la semana, aunque nuestra clase ha olido un poco a vinagre...y hemos gastado algunos botes de bicarbonato, ha merecido la pena. Las anotaciones de sus experimentos han sido magníficas. Confirmo una vez más que estoy rodeada de pequeñ@ científic@s.




Os dejo un video con la elaboración del experimento 







2 comentarios:

MariAn Vidal dijo...

Hola Rosa, soy MariÁn, de Aventura Diminuta. Me encanta las ideas que aportas en tu blog ¡Es muy inspirador!Me aporta mucho y me dan ganas de trabajar!!Te seguiré.Besos!!

Sandra Luz dijo...

Hola Rosa, estoy encantada de conocer tu blog.Gracias por tu visita!
Nos mantenemos en contacto.
Besos