viernes, 19 de febrero de 2016

Proyecto: Un castillo en mi escuela



No hay nada más gratificante que el momento en el que l@s peques vivencian una historia llena de aventura y emoción, la cual da broche final a un proyecto de trabajo sobre Los Castillos y la Época Medieval. Con ello me refiero a una actividad final realizada el pasado 12 de febrero  donde, aprovechando la fecha de Carnaval, nos disfrazamos de época medieval para escenificar el desenlace de un cuento, que nos llevó a dar comienzo en el mes de enero a realizar el Proyecto.

 En mi caso particular, no puedo poner en práctica en su totalidad la teoría de cómo debe surgir espontáneamente la temática de un proyecto, ya que en mi colegio trabajamos con una editorial, y ésta en su método ya plantea previamente los temas de los proyectos. No es la manera perfecta, pero al menos presenta esta posibilidad que otras no lo hacen y puedes acercarte a este tipo de pedagogía e ir introduciendo esta metodología que tan enriquecedora es. Es importante saber con lo que se cuenta y cada un@ irá avanzando en la medida de sus posibilidades, pero siempre es mejor empezar poco a poco que no empezar nunca.

En cualquier caso, y aunque la temática no surja de forma espontánea, este Proyecto ha sido un tema muy interesante, llevado con ilusión y magia por parte del alumnado, que lo ha vivenciado intensamente.

Hay muchas opiniones sobre el Trabajo por Proyectos, y entre las más reticentes está la idea de pensar que “trabajar por proyectos tiene como resultado que l@s niñ@s terminan sabiendo mucho de ese tema en concreto, pero que no se aprende nada más y se descuidan otros conceptos importantes”. Pues bien, precisamente trabajar de esta manera lo que hace es que se aprendan todos los conceptos, de las tres áreas de conocimiento, de forma global, ya que cualquier actividad está conectada con la siguiente, dando lugar al aprendizaje significativo, puesto que lo aprendido anteriormente sirve para descubrir cosas nuevas y avanzar.

Lo que sí es cierto es que trabajar así implica un gran compromiso y trabajo por parte de tod@s, es decir,  alumnado, maestr@ y familia, ya que se precisa una gran organización y preparación para ponerlo en marcha y para desarrollarlo. Trabajar por Proyectos no es compatible con una programación rígida y previsible, pues lo único que hay que tener bien definidos y claros son los contenidos y objetivos que se van a trabajar y lograr al finalizarlo. El conjunto de actividades y juegos, aunque muchos pensados previamente, irán desarrollándose a medida que vaya creciendo el proyecto y en función de las respuestas y ritmos de aprendizaje de l@s niñ@s.

Dicho así, al programar mi  Proyecto sobre Los Castillos y Época Medieval, y teniendo en cuenta que en mi caso debo contar con un método de trabajo de Editorial, lo primero que hice fue separar las fichas relacionadas con la temática del Proyecto, de otras que iban sobre la época actual y centro de interés de la unidad 3 (las tiendas y la ciudad), que eran pocas. En la primera semana realizamos las no relacionadas, y en ese tiempo estuve organizando los preparativos para iniciar el Proyecto.

Cuento con la ventaja para esta manera de trabajar de no tener cuadernillos de lógica matemática/números ni lectoescritura para cada niñ@, ya que esto hace más difícil que se puedan realizar juegos y fichas relacionadas con el proyecto. Eso no significa que no se usen este tipo de materiales, pues precisamente los aprendizajes de lectoescritura y lógica matemática están inmersos continuamente en cada juego y ficha del tema. En cualquier caso, y si necesito algunas de grafía siempre se puede recurrir a elaborar plantillas de números y  letras, pautas de lectoescritura, etc.,  o de algunos cuadernillos de referencia.

A continuación, voy a exponer los pasos que realicé para llevar a cabo el Proyecto:

1.     Nuestra mascota del método, viaja al pasado y en cada unidad se encuentra en una época distinta, lo cual hace que se perciba la línea del tiempo en la historia (Prehistoria, Antiguo Egipto, Época Medieval, etc..). Normalmente, el método parte de un cuento motivador, pero en mi caso decidí contarles una historia más emocionante, que permitiera crear una trama y una puesta en marcha por parte del alumnado para llegar al desenlace y conseguir un final feliz. Dicho esto, nuestra mascota regresa de la época medieval con algo que contarnos. Aquí os presento la historia que inicia el proyecto. Descargar 
2.    Una vez inmersos en el cuento, en seguida aparece la ilusión  de querer ayudar a la princesa y la inquietud de saber cómo vamos a hacerlo.
3.    Se plantea que para poder ayudarla tenemos que saber sobre esa época y aquí empieza el primer paso del trabajo por Proyectos: Anotamos en un mural blanco “QUÉ SABEMOS DE LA ÉPOCA DE LOS CASTILLOS”

4.    Una vez que agrupamos todo lo que sabemos, surgen las dudas y anotamos en ese mismo mural “ QUÉ QUEREMOS SABER”. Aquí cada peque aporta sus ideas y curiosidades, que luego se irán organizando en temáticas.
5.    Pedimos COLABORACIÓN A LAS FAMILIAS: cada niñ@ se lleva a casa un papel donde se pide a su familia que busque información sobre un tema concreto que le ha tocado. Añado un pliego grande de cartulina para tener posteriormente un mismo formato, por si lo encuadernamos al finalizar y queremos tener un libro para nuestra biblioteca.
6.    A medida que van trayendo sus trabajitos, los exponen a sus compañer@s, (se irán organizando y ordenando las exposiciones según vaya interesando) y se van coordinando con las fichas del método del proyecto, haciendo coincidir con las de similar temática.
7.    Las actividades, juegos y fichas que se realicen están todas relacionadas con este tema, pero aprovechando cualquier momento para: leer, escribir, dibujar, contar, agrupar, relacionar, sumar-restar, hacer series, construir, explorar, modelar, crear, interpretar, etc.
8.    El proyecto finaliza con el desenlace de la historia: una vez conseguidos en todo este tiempo los tres objetos mágicos que se piden en el cuento, un día (se hace coincidir con el día del Carnaval) nos disfrazamos de época medieval, y escenificamos el rescate del caballero Arturo y una fiesta medieval para celebrarlo.


En definitiva, creo que lo importante en todo esto es la manera en la que vivencian l@s niñ@s las actividades, puesto que todos los aprendizajes, ya sean de lectoescritura, de lógica matemática, plástica, etc., han tenido sentido, dejando de ser meros ejercicios de fichas, repetitivas y descontextualizadas, para convertirse en herramientas útiles que buscaban lograr un objetivo. 

Para finalizar,  os dejo un breve resumen de las actividades generales que se han realizado:

Proyecto Los Castillos


Dossier alumnado

No hay comentarios: